EL PÁRAMO DE GUERRERO Y ASOARCE

WyiRGyynUmdyvK_bjH56MK8IP62g1tj_DrvEOiyp

Los páramos son tesoros ecosistémicos vitales y vulnerables que abastecen de agua a millones de personas y sumideros de carbono ricos en biodiversidad. Colombia posee el 50% de páramos del mundo, con más de 2,9 millones de hectáreas. Este ecosistema se caracteriza por ser el principal proveedor de agua para el país y regulador hídrico de gran importancia para mitigar los efectos del cambio climático. Este ecosistema garantiza no solo el agua que beben millones de personas sino que también provee el agua requerida para las principales actividades agropecuarias del país.

Uno de los servicios ambientales más importantes que brinda este ecosistema es él de captación y regulación hídrica, clave para mitigar los efectos del cambio climático. Tanto el suelo como su vegetación actúan como una “esponja” capaz de absorber y retener el agua proveniente de las lluvias, ayudando a mantener un suministro regular. Los páramos son también potentes capturadores de carbono, con una alta capacidad de retención de CO2 de la atmósfera en sus suelos y a través de su vegetación. Los páramos tienen mayor capacidad de absorción de carbono que la selva húmeda tropical y las llanuras. Una hectárea de páramo protegido puede capturar 200 ton de CO2 por año (Estudio Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia). Otras fuentes estiman que el subsuelo del páramo almacena hasta 1.000 toneladas de CO2 por hectárea (WWF Colombia 2018). Los páramos no solo proveen el agua que bebemos, sino que también ayudan a limpiar el aire que respiramos.

Los páramos son corredores biológicos para diversas especies de flora y fauna con una biodiversidad endémica muy importante (Hofstede et al, 2014), En los páramos se encuentran: 4.700 especies de plantas, 70 especies de mamíferos, 87 especies de anfibios y 154 especies de aves. Son además áreas con una alta riqueza cultural y étnica que los hacen únicos en el mundo. Sin embargo están en riesgo, han sido transformados por la expansión de la frontera agrícola, los monocultivos principalmente de papa, el uso indiscriminado de agroquímicos, las prácticas inapropiadas de producción agropecuaria y las actividades mineras. Su degradación ha alcanzado índices de alteración de hasta 70% de su superficie ocasionando la pérdida de bosques y vegetación, afectando suelos, fuentes hídricas y la biodiversidad.

Aproximadamente 300,000 personas viven en los páramos, muchos de ellos campesinos nativos que han estado en estas tierras por generaciones y forman parte del ecosistema. Es crítico desarrollar soluciones INTEGRALES enfocadas a la reconstrucción de BIOCORREDORES con modelos productivos sostenibles, trabajando directamente con las comunidades e involucrando a múltiples actores

i1D2lw5PxOLB5yD7kRo572PyQUAatRbMboGxQfIz

ASOARCE, una comunidad campesina liderada e integrada principalmente por mujeres campesinas, ha desarrollado durante cerca de 4 años un modelo de RECONVERSIÓN AGROFORESTAL con producción 100% orgánica con énfasis en la recuperación de papas nativas, hortalizas y granos ancestrales, demostrando que:

       Sí es posible movilizar a la comunidad hacia actividades contundentes y continuas de propagación de árboles nativos y reforestación de áreas degradadas y deforestadas que puedan representar un ingreso económico para sus familias. (5 viveros comunitarios desarrollados, >10,000 arboles sembrados en 2018, ~16,000 árboles desde 2016.

       El éxito de los programas de reforestación en la zona depende del involucramiento de la comunidad y de un programa adecuado de siembra y mantenimiento. Opuesto a los resultados de programas de reforestación liderados por la CAR, la alcaldía y/o la Gobernación en donde las tasas de mortalidad de los árboles en la zona llegan a niveles de hasta 80%, nuestro modelo de reforestación ha demostrado tasas de supervivencia >90%  

       Sí es posible iniciar una recuperación de los suelos medida por la “descontaminación de residuos químicos” (análisis >27 residuos químicos en suelo)

       La expansión de conocimientos en agricultura orgánica y agroecológia ha permitido identificar múltiples hortalizas, variedades nativas y ancestrales mas resistentes a las condiciones adversas del ecosistema Alto-Andino y Paramo, compartiendo saberes locales, de expertos y de otras comunidades. Hemos validado la adaptabilidad y resistencia de múltiples variedades de papas nativas y granos recuperando tradiciones ancestrales.   

       Hemos empoderado a las mujeres campesinas y las nuevas generaciones rurales quienes han demostrado ser fundamentales para el desarrollo exitoso de nuestro modelo productivo y la transformación hacia esta nueva cultura de cambio.

 

Objetivo: Llevar el modelo de BIOCORREDORES y Reconversión Agroforestal con Producción Orgánica a un siguiente nivel para convertirlo en un modelo económicamente viable y replicable como alternativa para las 300.000 familias que hoy habitan los Páramos.

Cómo lo vamos a lograr:

       Fortalecimiento del modelo productivo de 12 variedades diferentes de papas nativas, quinua, chía, amaranto y hortalizas orgánicas con la participación directa de las familias campesina 

 

A.     Este proyecto abarca 6 de los 17 ODS - Objetivos de Desarrollo Sostenible vinculados con el medio ambiente, el bienestar y los empleos verdes los cuales son una prioridad corporativa y de responsabilidad empresarial para la mayoria de las empresas:

       ODS #15: Vida de Ecosistemas Terrestres. Proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad

       ODS #13: Acción por el clima. Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos

       ODS #12: Producción y Consumo Responsible. Garantizar modalidades de consumo y producción Sostenibles

       ODS #3: Salud y Bienestar – Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todas las edades

       ODS # 8: Trabajo Decente y Crecimiento Económico - Mejorar progresivamente, la producción y el consumo eficientes de los recursos y procurar desvincular el crecimiento económico de la degradación del medio ambiente

       ODS #11: Ciudades y comunidades Sostenibles.  Lograr que los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles

B.     Compensación de altas emisiones de gases contaminantes de grandes empresas. Reforestar y restaurar los suelos de los ecosistemas alto-andinos de bosque de niebla y de paramo ayuda a compensar las emisiones de carbono. Los páramos tienen mayor capacidad de absorción de carbono que la selva húmeda tropical y las llanuras. Una hectárea de páramo protegido puede capturar 200 ton de CO2 por año, las bajas temperaturas generan procesos que favorecen la captura del CO2 y lo convierten en materia orgánica (2017 Estudio Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia). Otras fuentes estiman que el subsuelo del páramo almacena hasta 1.000 toneladas de CO2 por hectárea (2018 WWF Colombia).

C.    Fortalecimiento de marca y preferencia/fidelidad por parte de los clientes. Oferta de productos orgánicos frescos e innovadores que generan impacto medioambiental y social con lo cual las empresas/marcas que comercialicen o transformen estos productos podrán  potenciar el “valor de la sustentabilidad” para atraer a nuevos clientes y/o consumidores.

D.    Amplio portafolio de productos. La oferta de productos cultivados dentro del programa incluye una gran variedad de hortalizas (kale, coliflor, broccoli, romanesco, pakchoi, coles, cebolla remolacha, acelga, lechugas…etc.), papas nativas (12 variedades), cubios, yacón y granos ancestrales como quinua, chía y amaranto. Los alimentos producidos son 100% orgánicos, con excelentes características organolépticas y con potencial de alcanzar rápidamente la certificación orgánica. Esto ofrece una oportunidad para suplir la demanda de productos frescos fuera de estación en países como Estados Unidos o Europeos, cuando los productores locales no logren ofrecer en cantidad suficiente durante ciertos períodos del año, para el desarrollo de marcas blancas “private labels” para retailers especializados o para el desarrollo e introducción de una nueva marca en los mercados internacionales. Adicionalmente el portafolio ofrece oportunidades a empresas transformadoras de introducir productos exóticos, nativos y ancestrales de las Altas Montañas de los Andes que cumplen con el “mindset” de las nuevas generaciones de “consumidores verdes”.   

E.     Compromiso de la comunidad y etapa de madurez del programa. Este proyecto inició hace mas de tres años liderado por una comunidad campesina (principalmente mujeres nativas de los Páramos), un grupo de pequeños productores que con gran pasión y esfuerzo han llevado el programa a un punto en donde esta listo para su fortalecimiento y escalabilidad comercial.

 

300.000 personas viven en los Páramos en Colombia. A pesar de las leyes creadas para su delimitación y protección, el gobierno ha sido incapaz de ofrecer una alternativa verdaderamente “integral” que motive a la población a iniciar la “reconversion” hacia actividades sostenibles y amigables con el medio ambiente.

La replicabilidad de este modelo, una vez demuestre su sostenibilidad económica, se convierte en una alternativa viable para las miles de personas que hoy habitan los páramos generando una mejor calidad de vida a las comunidades nativas y ayudando a proteger ecológicamente un ecosistema vital con una biodiversidad única, para las futuras generaciones.

La expansión de este modelo a múltiples comunidades podrá ayudar a asegurar los servicios ecosistémicos necesarios para la subsistencia de las poblaciones. Se necesitan acciones claras e inmediatas para proteger estos ecosistemas fundamentales los cuales contribuyen a la mitigación de cambios climáticos, la captura de CO2, la producción de agua fresca para millones de personas y la biodiversidad y protección de especies endémicas.